Las empresas de cine mejoran en 2015

By 19 agosto, 2016 Casos de éxito, Noticias Empresariales No Comments
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

puerta de cine

Las previsiones en los últimos años no eran buenas para el cine, dado que se hablaba de cómo las cifras estaban en caída. Pero el último anuario publicado por el ICAA (Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales) desvela que, en realidad, 2015 no ha sido un mal año. Se ha producido un aumento de las personas que han visitado las salas de cine y esto ha derivado en que se han generado más ingresos para esta afición que se niega a desaparecer. Específicamente el aumento disfrutado en 2015 ha sido de un 11% en afluencia.

La mejora es constante

Además de la afluencia de público ha mejorado la recaudación de las salas. En el pasado ejercicio se sumaron 575 millones de euros, lo que está 100 millones por debajo de la mejor marca de tiempos recientes, que fue de 675 millones en el año 2009. Pero en realidad no está tan lejos como se podría imaginar, especialmente en un momento convulso en el cual se pensaba que los cines podrían comenzar a encaminar su ruta hacia el olvido. En lugar de ello, los cines están remontando y confirmando que no tienen intención de ir a ningún sitio.

No todo son buenas noticias

El único problema con el que se encuentra este sector es con que en 2015, aún con la mejora, se ha producido el cierre de 112 salas. Esto sí demuestra que si el cine quiere mantener su actividad en marcha y seguir complaciendo a los espectadores va a tener que amoldarse a las tendencias del momento. Y dentro de este paradigma las pequeñas salas de barrio, aquellas en las que no se ha actualizado la tecnología de imagen y sonido para ajustarse a las nuevas tendencias, están condenadas a desaparecer.

Te interesará  CucosBaby, moisés a medida para padres y bebés de hoy

Por otro lado, en 2015 se firmó una edición de La fiesta del cine que perdió espectadores, más de seiscientos mil, en comparación a eventos pasados. Se cree que el motivo podría estar en la propia mejora de la afluencia al cine, lo que habría llevado a que hubiera menos personas interesadas en beneficiarse del precio rebajado que propone este evento especial (de menos de 3 euros por entrada). La falta de estrenos de gran potencia también podría tener mucho que decir al respecto.

Salidas alternativas

Ya se está viendo cómo en distintas ciudades los propietarios de salas de cine innovan para poder atraer al público y aumentar los ingresos. Una tendencia es recuperar películas antiguas que resulten populares y que en emisiones especiales puedan atraer a los espectadores. Ocurre con clásicos de los años 80, por ejemplo. Un buen ejemplo fue el reestreno reciente de trilogías como Regreso al Futuro. Otra tendencia es el aumento de las salas donde se pueden ver películas en versión original, algo que tiene muchos seguidores.

Leave a Reply

Your email address will not be published.