La publicidad necesita más mujeres… ¡es cierto!

By 13 Julio, 2017 Casos de éxito No Comments
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

“A pesar de que la mayoría de las decisiones de compras las toman las mujeres, las decisiones de cómo anunciarse y qué decirles las toman los hombres”.Es decir, según sue Unermann, directora de Sistemas de Transformación en MediaCom, los hombre siguen hoy en día acaparando las posiciones de liderazgo de las emrpresas de comunicación y marketing.

Una constraposición a los últimos datos que reflejan la entrada masiva de las mujeres en el mundo de la publicidad llegando a conformar la mayoría de la plantilla de una empresa de comunicación. Pero, como podemos ver, aún queda mucho por cambiar ya que si fueran mujeres quienes tomaran estas decisiones conectarían mejor con las consumidoras.

Unerman nos recuerda la necesidad de combatir los estereotipos que frecuentemente utilizan los anuncios y explica que debemos dejar de convertir a las mujeres en objetos y salir de las representaciones tradicionales. De esta forma, a su vez, tambien es importante dejar de usarse las segmenaciones por edad ya que no conecta con las mujeres de forma realista y actual.

Todo esto viene por la información recopilada en los últimos estudios que demuestran como las mujeres son representadas de forma más minoritaria aparenciendo cuatro veces menos en los anuncios que los hombres, teniendo éstos, como consecuencia, más peso y relevancia. Un 25% de las campañas solo incluyen a hombres frente al 5% que solo representan a mujeres. En cuanto a la voz, el 18% de los anuncios utilizan un narrador masculino mientras que solo el 3% presenta a un narrador femenino.

Y las diferencias continúan: las mujeres son generalmente más jóvenes que los hombres y mucho menos cómicas, una de cada 10 mujeres aparecen además objetivadas o hipersexualizadas vistiendo ropa provocativa o con carga sexual. Para terminar, el 48% de los anuncios protagonizados por mujeres ocurren en la cocina.

La necesidad de romper estos estereotipos y desigualdades se hace muy notable, pero lo inquietante es que estas cifras no son mejores que las de 10 años atrás. 

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Cómo podemos conseguir cambiar esto?

Leave a Reply

Your email address will not be published.