1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (43 votes, average: 4,86 out of 5)
Cargando…

El pasado 31 de mayo y 1 de junio, tuvo lugar en la Universidad Politécnica de Alicante la segunda jornada de Seguridad Vial, organizada por la Cátedra Vectalia de la UA, la Consellería d’Habitatge, Obres Públiques i Vertebració del Territori, y la propia universidad de Alicante, contando con la colaboración de empresas como Becsa, la constructora perteneciente al grupo Obinesa creada en 1969 y especializada en infraestructuras de diferentes ámbitos, como aeropuertos, carreteras y obras hidráulicas.

Seguridad en la carretera gracias a Becsa

Una carretera en buen estado es sinónimo de mejor seguridad vial

El objetivo de las jornadas, tituladas este año, “El reto de la conservación y la seguridad vial”, no es otro sino el poder disminuir el número de accidentes de tráfico a un valor de cero.

Para ello, diversos profesionales del sector han participado para dar a conocer novedades, avances e información, que abarcan todos los aspectos de la seguridad vial, desde los técnicos a los psicológicos.

Dentro de las novedades que se presentaron durante las jornadas, destaca por ejemplo un reparador para pavimentos agrietados llamado Sellagrip Termo; un innovador sistema de seguridad en buses que dieron a conocer desde EvoBus Ibérica; y nuevas medidas para la conservación de las carreteras convencionales y así aumentar la seguridad vial. Estas medidas las expusieron desde el departamento de I+D+i de Becsa.

Las medidas de Becsa para lograr una mayor seguridad en las carreteras

La primera medida propuesta por Becsa es un nuevo sistema de anclaje para barreras de seguridad que se tengan que sujetar a estructuras ya existentes. El beneficio que se obtendría con estas barreras es que su poder de contención de vehículos es mucho mayor, por tanto, en zonas de peligro como un barranco, si el coche sale de la vía, las barreras de seguridad serán más resistentes al impacto, y la caída del vehículo menos probable.

Un nuevo paso salvacunetas

La segunda medida del departamento de Investigación, desarrollo e innovación de la empresa Becsa es relativa a los pasos salvacunetas, que son las obras que permiten acceder a los vehículos desde la carretera a los caminos, al otro lado de las cunetas.

El riesgo de impacto frontal contra estos pasos es grande y por tanto el diseño de estos para evitarlo es altamente recomendable. En base a esto, Becsa ha presentado un diseño de pasos salvacunetas que tanto reduzca la probabilidad de choque como el de la severidad del impacto.

La tercera medida, pero no por ello menos importante, ya ha sido también galardonada por la Asociación Española de Fabricane de Mezclas Bituminosas con el premio a la Mejor práctica ambiental de 2015. Se trata de un nuevo tipo de asfalto que sustituye a los áridos naturales, y está compuesto a partir de residuos cerámicos.

Sus principales ventajas son tanto prácticas como medioambientales: la emisión de CO2 en su fabricación es mucho menor, y además este asfalto consigue que el vehículo se adhiera mejor a la carretera.